Valoración de los primeros 7 meses de aplicación del RD de autoconsumo

Tiempo estimado de lectura: menos de 3 minutos

Ya hace más de medio año que se aprobó el Real Decreto 900/2015 que regula el autoconsumo eléctrico, por lo que se ha superado el plazo de adaptación para las instalaciones existentes. Por ello, queremos hacer una valoración, desde nuestra experiencia en SUD Renovables y también de lo que he podido observar como Delegado de UNEF en Cataluña, de cómo se está desarrollando la aplicación del RD 900/2015, tanto para las instalaciones existentes anteriores a su aprobación, como para las nuevas que se están ejecutando a partir de entonces.

La primera conclusión es que el nuevo RD 900/2015 no se está pudiendo aplicar con normalidad, y dado que es una normativa pésima e injusta que nació con tanta polémica y oposición, no deja de ser una buena noticia. Se han iniciado muchos trámites para acogerse al RD pero no conocemos de ningún caso en que un autoconsumidor esté plenamente registrado y haya comenzado a pagar el conflictivo impuesto al sol. El Ministerio de Industria (MINETUR) no puso en marcha el Registro telemático hasta pasados ​​4 meses de la aprobación de la normativa, y desde entonces se estima que menos del 25% de las instalaciones existentes de autoconsumo fotovoltaico han sido inscritas. Se observa, además, que muchas de estas instalaciones no han completado debidamente su registro (la mayoría porque tienen pendiente el trámite con la distribuidora), o incorporan errores (como instalaciones tipo 2 que se han inscrito como tipo 1). También se ha generado bastante desinformación sobre el plazo de los 6 meses; como el por qué el Gobierno mantiene abierto el Registro pasado este plazo. Evidentemente que lo mantienen abierto, dado que para las nuevas instalaciones es necesario y el RD está vigente.

Y hay mucha desinformación y falta de concreción. El Gobierno aún no ha publicado la operativa de liquidación del pago de los peajes (el impuesto al sol), ni tampoco las instrucciones técnicas que deben definir aspectos como la medida de la energía. El MINETUR tiene habilitado un buzón de consultas (consultasautoconsumo@minetur.es) que van respondiendo, pero en cuentagotas, y hay un montón de consultas que hace meses que esperan respuesta. La situación actual, con un Gobierno interino y sin Ministro de Industria (recordemos que JM Soria renunció al cargo por los Panama Papers), hace prever que no habrá novedades hasta al menos después del verano. Esto alarga aún más la incertidumbre política. Habrá prórroga para la adaptación de las instalaciones? Se derogará el impuesto al sol? Dejará de ser obligatorio instalar contadores? Lo que sí ha trascendido, siempre extraoficialmente, es que por ahora no se plantean hacer inspecciones, ni sanciones.

Ante esto, nuestra recomendación es tener calma y prudencia. Calma para no alarmarse innecesariamente. Hay que aplicar el sentido común. Este RD900/2015 no sólo cuenta con un evidente y cada vez más clamoroso rechazo por parte de la sociedad, sino que políticamente ya está muerto. Las mayorías políticas actuales ya no son las que permitieron la gestación del RD900/2015, y además presenta muchas deficiencias de forma y procedimiento. Por ello parece bastante evidente que se reformará a corto plazo. Y prudencia para explicar bien las cosas y prever lo que implica la vigencia de este RD900/2015. Tampoco podemos hacer como si no existiera.

A efectos prácticos: recomendamos iniciar siempre los trámites de petición de punto de conexión a las distribuidoras, y no precipitarse en la instalación de los contadores. Hay que esperar su respuesta, y si ésta exige una configuración de contadores que es abusiva o injustificada, que implica un sobrecoste importante, debe presentar una reclamación a la Dirección General de Industria competente de cada comunidad autónoma, contra-argumentando la posición de la distribuidora. Y esperar a ver qué resolución hace la administración. Mejor no precipitarse haciendo grandes inversiones en contadores que se podrían haber hecho de una manera más económica, o que podrían quedar obsoletos (nos recuerda la normativa anti-tabaco: cuando inicialmente se permitió instalar extractores de humo en zonas y después se prohibió, haciendo que aquellas inversiones no sirvieran para nada). Y mientras tanto, como es de prever que las gestiones con la distribuidora se alarguen durante meses, no esperar a la resolución de la DGEIMSI e inscribir la instalación en el Registro de Autoconsumo. Creemos que es mejor estar inscrito aunque de manera incompleta (justificando la demora), que no estarlo. Al menos demuestra una voluntad del usuario para registrarse.

En cualquier caso, tengamos en cuenta que quien quiere autoconsumir lo puede seguir haciendo, y legalmente. El impacto económico del RD900/2015 (por el impuesto al sol) es en muchos casos (cuando hay un mínimo de consumo base) poco significativo (puede alargar el retorno de la inversión en poco más de 1 año, cuando la instalación podrá funcionar con normalidad un mínimo de 25 años), y obtiene unos ahorros energéticos importantes, con unas tasas de rentabilidad económica que pueden superar el 10%. Además de que estará contribuyendo a reducir el consumo de combustibles fósiles y la emisión de gases contaminantes a la atmósfera (no perdamos este objetivo de vista).

Bueno, esta es nuestra valoración de estos primeros siete meses de vida del RD de autoconsumo, y nuestras recomendaciones. Si tienen otras experiencias u opiniones, con mucho gusto nos gustaría poder compartirlas.

Hasta la vista,