‘Alcarràs’: una crítica desde el sector fotovoltaico

by | maig 17, 2022 | Fotovoltaica | 0 comments

Artículo publicado originalmente en catalán en el Diari Ara del 14 de mayo de 2022

‘Alcarràs’: una crítica desde el sector fotovoltaico

El pasado domingo fui a ver “Alcarràs”. Fui con un doble sentimiento: por un lado, me gusta el cine y tenía el evidente interés cinéfilo de ver una película catalana (y hablada en catalán) premiada internacionalmente; y por otra parte fui con la inquietud de ver cómo trataría el tema de las placas fotovoltaicas. Cuando el pasado febrero el Oso de Oro de la Berdinale recayó en una película que trataba del abandono de tierras de cultivo para hacer una planta fotovoltaica las alarmas en el sector solar se dispararon. De facto pasábamos a ser los “malos” de la película. La preocupación en nuestro sector era evidente, pero debíamos esperar a verla.

Las críticas a la película han sido muy buenas, y poco podría añadir yo, pero déjenme dar mi visión personal con relación a cómo trata el tema de las placas fotovoltaicas.

La película ciertamente habla de la sustitución de un uso agrícola (cultivo de melocotones) para instalar paneles fotovoltaicos, pero éste no es el tema central. La película trata principalmente de la caída del mundo rural, de las tradiciones, y de la familia. Y lo hace desde la mirada de unos niños y adolescentes que observan cómo la decadencia del mundo rural está alterando la vida de los adultos que les rodean (los abuelos, padres y tíos). Qué gran talento tiene la directora para ofrecernos esta visión desde la infancia, como ya hizo con su primera película, Verano 1993 (para mí, mejor que esta última, y ahora hablo como amante del cine).

Las placas fotovoltaicas no aparecen como la causa de este abandono, sino como una consecuencia. El conflicto central gira en torno a los bajos precios que se pagan por la fruta, y aparecen los personajes manifestándose contra esto. La consecuencia de estos bajos precios es que los condena a un futuro incierto y decadente. Si no existieran las placas fotovoltaicas sería el abandono de las tierras, de lo que también se habla en la película. Sobre el abandono del terreno agrícola podemos dar datos concretos: según IDESCAT, en los últimos 20 años la superficie agrícola en Cataluña se ha reducido en 98.501 hectáreas (lo que supone una pérdida de más del 10%), y no ha sido para poner placas solares, sino que las tierras se han convertido en bosques y matorrales, principalmente.

Y ahora hablemos de cómo la película trata el tema de las placas fotovoltaicas. Dejando a un lado que muestra una construcción de un parque solar alejada de la realidad (por el tipo de furgonetas, las herramientas y maquinaria, por el ruido, y por cómo muestra placas no instaladas, sino simplemente apoyadas en el suelo, un detalle que seguro ha pasado desapercibido para la mayoría del público, pero tampoco tiene mayor importancia).

Lo que encuentro más alejado de la realidad, y lo que me preocupa especialmente, porque no ayuda en nada al debate de la transición energética y la soberanía alimentaria, es que en Cataluña hoy difícilmente se podrán arrancar melocotoneros para poner placas solares, lo que la convierte en una película de ciencia-ficción (no pretendida, claro). La normativa (Decreto Ley 24/2021, artículo 2.7) no permite hacer plantas fotovoltaicas como las que se plantean en la película, porque protege los terrenos con usos agrícolas (y muy especialmente los de regadío, como es el caso de los melocotoneros). La última imagen (alerta: ¡spoiler!) de la familia en pie mirando cómo una excavadora arranca los melocotoneros es lamentable, por simple e irreal.

El debate sobre la transición energética y la soberanía alimentaria no podemos encararlo con argumentos simples y alejados de la realidad. No puede plantearse como una elección entre un modelo u otro, porque no compiten, se complementan. Primero porque no hace falta “forrar de placas y molinos” (como algunos piensan) la superficie de Cataluña. Según datos de la Generalitat en el Proencat, para alcanzar la transición energética con el 100% de energías renovables en Cataluña habría que ocupar como mucho el 2,5% del territorio, 80.270 hectáreas (valor inferior al que antes me refería como superficie agrícola abandonada en los últimos veinte años). Y tampoco podemos decir que sólo poniendo placas en los tejados haremos a la transición energética, porque no sería suficiente, ni iríamos lo suficientemente rápidos. Se necesitan también plantas solares sobre terreno, y parques eólicos (también en el mar). Según Proencat, sólo llegaremos a alcanzar el 16,2% de la energía sobre cubiertas. Todos los países del mundo están realizando la transición energética combinando eólica y fotovoltaica, priorizando cubiertas, pero también, y principalmente, haciendo plantas sobre terreno.

La guerra de Ucrania nos obliga a ser más soberanos en alimentos y energía. Y podemos hacer (tenemos que hacer) ambas cosas a la vez. Cataluña tiene una situación geográfica y de recursos renovables privilegiada, comparada con otras regiones de Europa. No la desperdiciemos haciendo uso sólo para el turismo de sol y playa.

Manel Romero, ingeniero industrial, socio de SUD Renovables y codelegado de UNFECAT.

0 Comments

Submit a Comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Manel Romero SUD Renovables

Hola!

Sóc en Manel Romero, enginyer industrial, soci cofundador de SUD Renovables i codelegat d’UNEFCAT

banner autoconsum plaques solars per a particulars
icono participar blog

T'agradaria participar al blog?

Si ets un apassionat de les energies renovables, aquí tens un espai per a tu.

Vull participar!

- Últimes entrades -

Què és l'autoconsum?

Autoconsumir significa passar de ser un simple consumidor a ser també un productor. Passar de contemplar la realitat a ser un actor de canvi.

Passar de desitjar un món més net a posar-te les piles per realitzar-lo.

T’animes?

icono autoconsumir

Autoconsumir és utilitzar l’energia que tu mateix has generat.

icono estavi autoconsum

Estalviaràs en la teva factura elèctrica mensual perquè consumiràs la teva pròpia energia i abocaràs a la xarxa la que et sobra, sent remunerat per això.

icono sostenibilitat autoconsum
Ajudaràs a la sostenibilitat del planeta, ja que la teva energia serà 100% neta.